Lesiones laborales

Las lesiones laborales pueden ocurrir en el desempeño de las funciones de un trabajador, es decir en su horario de trabajo. Es importante conocer acerca de ellas, ya que estas pueden tener repercusiones legales para el patrón y consecuencias graves para el trabajador.

Las lesiones pueden ser físicas, o psicológicas y pueden derivar en la incapacidad. Como podrás ya imaginar, pueden ocurrir por diversos motivos en la mayoría de los casos por imprudencia o uso inadecuado de las maquinarias o materiales de trabajo.

¿Quieres saber más acerca de las lesiones laborales? Aquí te hablaremos acerca de ellas. ¿Cuáles son sus tipos? y otros temas de interés para prevenir estos accidentes o para reclamar indemnización en caso de que ocurran.

¿Qué son las lesiones laborales y cuáles son sus tipos?

Una lesión laboral o conocida también como accidente de trabajo es cualquier lesión física, mental o enfermedad que se origina en un empleado a consecuencia del ejercicio de sus funciones laborales y que ocurre dentro del horario laboral.

Muchos saben que se hallan una cantidad increíble de trabajos que presentan situaciones de sumo riesgo. Tal es el caso de las construcciones, trabajos policiales e inclusive la enfermería. No obstante, también se encontrarán las lesiones laborales ocurridas en oficinas u en otras ocupaciones.

A continuación te presentamos cómo se clasifican estos incidentes:

1.     Resbalones, caídas o tropezones:

Estas pueden producirse por lo general en ocupaciones donde tengas que permanecer a altas alturas. En este tipo de ocupaciones muchos de los trabajadores llegan a tener caídas fatales o tropezones que pueden suponer un riesgo para su salud. Por lo general las caídas en escaleras, andamios o plataformas altas son las más comunes.

2.    Desgarros musculares:

Aquellos que trabajan cargando objetos pesados durante todo el día pueden sentirse identificados. Muchos de estos trabajadores suelen correr el riesgo de sufrir músculos tensos o desgarros musculares por el transporte de las mercancías. Al mismo tiempo, es posible que aparezcan lesiones de espalda, cuello u otra extremidad. En todo caso este tipo de lesiones son consideradas de origen laboral.

3.    Ser golpeado por objetos caídos:

En los tipos de lesiones también se incluyen los objetos que caen por accidente y que llegan a golpear a trabajadores. A pesar de que puede pensarse como una situación muy trivial es una situación más que común la cual puede cobrar la vida de sus ocupantes.

4.    Desgaste del cuerpo debido a movimientos repetitivos:

Este tipo de lesión es uno más que añadir. Es relativamente nuevo, pero ha seguido presente en trabajadores durante años, estos pueden presentarse en lugares de oficinas o salones de belleza.

Otro tipo de lesiones comunes pueden ser: Choques y colisiones, cortes con instrumentos en la oficina/lugar de trabajo, inhalación de vapores tóxicos, lesión en los oídos por ruidos muy fuertes, intoxicación, entre otros.

¿En dónde son más comunes las lesiones laborales?

Es muy seguro que pensemos que trabajos en las construcciones es donde se producen la mayor cantidad de accidentes laborales. Y, si bien no es un dato errado, también dejamos a un lado otros sectores del trabajo que poseen en menor o gran medida lesiones laborales.

A continuación te presentamos en dónde son más comunes las lesiones laborales. Cabe resaltar que no estaremos englobando todas las áreas de trabajo, sino las más comunes:

  • Trabajos industriales: Debido a la cantidad de objetos pesados o la manipulación de máquinas muchos trabajadores sufren de lesiones en su mayoría físicas por lo general la causa principal es por falta de seguridad adecuada.
  • Oficinas o trabajos administrativos: Los oficinistas son propensos a sufrir de lesiones mentales debido al estrés. Pero también pueden tener lesiones de espalda debido a la cantidad de horas que permanecen en una misma posición. Sumando a ello, muchos de estos trabajos no respetan el límite de horas.
  • Ocupación de mudanzas: Uno de los trabajos que menos esperamos pensar con una cierta cantidad de lesiones es el trabajo de mudanzas. Esta ocupación implica ir y venir con cajas pesadas, muchas veces sin la ayuda adecuada causando desgarre en los músculos o lesiones graves en la espalda.
  • Salones de belleza/vendedores: Ocupaciones en donde tienes que permanecer tanto tiempo de pie tampoco es bueno. Sobretodo porque muchos dueños de los negocios pecan en cuanto a las horas de descanso. Sin horas para almuerzo, para sentarse o siquiera días libres, teniendo que trabajar los 7 días de la semana sin parar pudiendo originar cansancio excesivo.
  • El Hogar: Conocido como accidentes caseros estos pueden ser en su mayoría caídas por escaleras, accidentes o lesiones de gravedad en la cocina. Cabe destacar que también se hallan lesiones mortales debido a fugas de gas, incendios accidentales o similares. Este sería el caso de las trabajadoras residenciales o domésticas.

¿Cómo prevenir lesiones laborales?

Un aspecto que muchos olvidan es que los trabajos deben de ser lugares seguros, incluso si el trabajador está manipulado objetos tóxicos, materiales pesados o permaneciendo en la oficina durante la mayoría del día.

A raíz de tantos accidentes que pueden ocurrir cabe preguntarse cómo prevenir lesiones laborales:

  • Conoce los riesgos: Todos los trabajos suponen un riesgo, y es importante que conozcas cuáles son los riesgos asociados al puesto de trabajo que tendrás en una empresa o en la empresa la cual trabajes. De esta manera estarás ‘Listo’ para cualquier eventualidad y podrás evitarlos mucho más efectivamente.
  • Evita ser imprudente: La mayoría de los accidentes ocurren por imprudencia del trabajador. No te expongas y sigue las reglas.
  • Saber cómo puedes prepararte: Otro aspecto para prevenir las lesiones laborales es mantenerse preparado para ellos. Saber con qué puedes equiparte para poder prevenir accidentes graves es un paso para evitarlos. Cabe resaltar que cada sector laboral es distinto, por ello, debes evaluar tu tipo de trabajo.
  • Informa: Muchas empresas no tienen consciencia de lo grave que puede ser mantener a una persona sentada, levantada o cargando peso durante tanto tiempo sin descanso. Es vital que apeles por un trato óptimo, por ejemplo días libres, las horas necesarias en el trabajo, tiempo de descanso y otros.

Si eres trabajador y sospechas que has sufrido una lesión laboral contacta a un abogado pues lo justo es que obtengas una compensación.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *