Abogado de Accitentes de Tráfico

Accidentes de tráfico: Un fenómeno posible de prevenir

En la actualidad, los accidentes de tráfico representan uno de los principales problemas de salud pública en el mundo entero. De acuerdo con datos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor de 3.500 personas fallecen diariamente a causa de accidentes de este tipo. Mientras que entre 20 y 50 millones de personas, sufren lesiones no mortales a causa de este fenómeno.

Las cifras presentadas por el organismo de salud, permiten incidir que los accidentes de tráfico, representan un hecho muy frecuente. Además, caracterizado por ser al azar, es decir, que se trata de hechos fortuitos y que, en algunos casos, pueden ser vistos como incontrolables.

Sin embargo, la realidad de este problema, es que, los accidentes de tráfico, pueden prevenirse tomando en consideración, las diversas medidas necesarias.

Ahora bien, ¿qué es un accidente de tráfico? Una de las formas más apropiadas de prevenir este tipo de accidentes es, inicialmente informándose acerca de ello. Por esta razón, la siguiente información está enfocada en proporcionar datos importantes acerca de los accidentes de tráfico y su prevención.

Accidente de tráfico: Definición

Inicialmente, un accidente puede definirse como un suceso no querido, casual o eventual, que se desarrolla de forma inesperada y, que por lo general, altera la normalidad del momento y el entorno, debido a que ocasiona pérdidas materiales e incluso, humanas en algunos casos.

Una característica básica de cualquier accidente es que éste no se lleva a cabo de forma voluntaria. Es decir, que la persona o personas involucradas no tienen la intención que éste suceda.

Ahora bien, al hablar de un accidente de tráfico, específicamente, cuando existe la alteración de la circulación en la vía pública. Y que, como se dijo anteriormente, causan daños tanto en la humanidad de las personas involucradas, como en los vehículos. Además, es posible causar daños al ambiente o el entorno donde sucede el hecho.

Causas de accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico pueden ser multicausales. Es decir, que existen numerosos aspectos que pueden causar accidentes de tráfico. En su mayoría, estas son controlables y prevenibles. A continuación, mencionaremos las más comunes:

Exceso de velocidad

Una de las causas más frecuentes de accidentes de tráfico, es el exceso de velocidad por parte del conductor. Si bien, la persona que maneja no tiene la intención de propiciar un evento que cause daño a sí misma o a terceros. Es el resultado de pisar el acelerador en vías que se consideran “fáciles de dominar”.

Mientras más elevada sea la velocidad en la que va el vehículo, más complejo resultará para el conductor tener el control del mismo en caso de ser necesario.

Consumo de sustancias

Bien sea drogas o alcohol en grandes cantidades. El consumo de estas sustancias se encuentra entre otro de los principales causantes de accidentes de tráfico. Existen diversas campañas educativas por partes de las autoridades para disminuir este fenómeno. Sin embargo, continúa sucediendo.

El peligro no es solo para el conductor del vehículo, sino para las personas que se cruzan en su camino. Aunque, de igual forma no exista la intención de provocar un accidente las probabilidades bajo estas condiciones son elevadas.

Distracciones

Diversas distracciones, entre ellas mirar el teléfono celular mientras conduce, o no percatarse de un cambio de luz en el semáforo, son elementos causales de accidentes de tráfico. Aunque se trata de negligencia por parte del conductor, este tipo de conductas son cada vez más frecuentes, lo que aumenta las posibilidades de un accidente.

Clima

Las variaciones climatológicas pueden y son consideradas una causa frecuente de accidente de tráfico. Específicamente, cuando se trata de fuertes precipitaciones. El estado de la vía se ve afectado por la lluvia y esto, a su vez, representa un riesgo para quienes se encuentran manejando en el momento. Igualmente cuando existen nevadas o cae granizo, que son condiciones difíciles de controlar.

Fallas mecánicas

Las fallas vehiculares también son causa de accidentes muy frecuentes. Bien sea un desperfecto en los frenos o en los neumáticos, en muchas ocasiones derivan en fuertes impactos entre vehículos o con árboles, faros de luz, entre otros.

Condiciones físicas y emocionales del conductor

El cansancio es uno de las principales causas de accidentes de tránsito. Un conductor muy agotado, puede con facilidad quedarse dormido y ocasionar un caos. Por otro lado, personas al volante que se encuentren emocionalmente afectadas, alteradas e incluso deprimidas, también pueden arriesgarse a propiciar un accidente vehicular.

Cómo prevenir accidentes de tráfico

Aunque en algunos casos los accidentes de tráfico pueden sorprender. Si eres conductor asiduo, existen algunas medidas que pueden tomarse en cuenta para disminuir el riesgo de que esto ocurra. Algunas de ellas son:

Mantener la distancia

Por la seguridad propia y la de otros conductores, es ideal conservar una distancia prudente entre vehículos. Esto dará oportunidad de maniobrar en caso de perder el control del auto sin dañar a otros. O, en su defecto, podrás percibir si otro conductor tiene alguna emergencia y cambiar de vía o disminuir la velocidad, para evitar daños.

Evita las drogas y el alcohol

Aunque se trata de un tema redundante, es recomendable no ingerir drogas ni alcohol si tienes la responsabilidad de conducir un vehículo. Esto, no solo pone en riesgo tu vida, sino también la de otras personas.

Evita las distracciones

Algo que los conductores deben hacer, es mantener la vista permanentemente en el camino mientras van al volante. Apartar unos segundos la visión para revisar el celular o cambiar la música, puede resultar en un accidente, que puede afectar a otros seres vivos. Por esta razón es indispensable mantenerse concentrado en ello.

Respeta las indicaciones

Las señales de tránsito existen con el simple propósito de hacer las vías más seguras. En este contexto, es obligación del conductor respetar cada una de ellas. No solo por su seguridad, sino también por la de otros. No existen motivos para ignorar las normas de tránsito, así que considera importante no solo conocerlas. Sino también cumplirlas.

Maneja a la velocidad adecuada

Posiblemente exceder la velocidad te haga llegar más rápido una vez, pero también incrementa las rivalidades de ocasionar un accidente de tráfico en el que puedes incluso, perder la vida. Procura siempre, conducir a una velocidad prudente, recuerda que no eres la única persona en la vía.

Revisa tu vehículo

Bien sea que te dirijas a un viaje largo o que utilices frecuentemente tu auto, lo más recomendable es hacer revisión periódica del mismo. Chequear los frenos, neumáticos, luces, niveles de agua y aceite. Todos los elementos que asegurarán su adecuado funcionamiento.

Esto, además de conservar tu auto en mejores condiciones por buen tiempo, reduce considerablemente las probabilidades de un accidente por alguna falla mecánica.

Toma un buen descanso

Si sabes que vas a conducir con frecuencia, es importante asegurarte de estar en condiciones óptimas. No solo tu auto, sino también tú. Toma un buen descanso que te permita permanecer despierto y libre de fatiga. De esta manera el riesgo será mucho menor y podrás llegar satisfactoriamente a tu destino.

Tal como se vio a lo largo del artículo, si bien existen causas en las que los accidentes de tráfico suelen sorprende, también es cierto que la mayoría de estas pueden prevenirse con conductas más adecuadas y tomando consideraciones sencillas antes de salir al volante.

Muchas pérdidas humanas, materiales y lesiones se pueden evitar, con tan solo realizar mejores prácticas al momento de conducir.             

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *