Abogado de Accidentes Laborales

Accidentes laborales: Lo que necesitas saber

Una realidad que no se puede esconder es que, todos los trabajos por muy sencillos que parezcan, traen consigo un riesgo. En mayor o menor medida, estos riesgos se encuentran presentes en cada etapa mientras el empleado desempeña sus funciones.

En este contexto, el empleador tiene como responsabilidad, velar porque se cumplan todas las condiciones necesarias para disminuir los escenarios de riesgo en el entorno laboral. Mientras que, los empleados, están en el compromiso de cumplir las normas pertinentes dentro de sus puestos de trabajo relacionadas con la seguridad. Todo ello, con el objetivo de prevenir accidentes laborales de cualquier índole.

Sin embargo, aunque la prevención es la mejor medida para garantizar la seguridad en un entorno laboral. El riesgo de accidentes siempre se mantendrá presente. De allí que, conocer acerca de este tema una vez se ingrese a cualquier empleo es indispensable para velar por la seguridad propia dentro del lugar.

¿Qué son los accidentes laborales?

Existen diversas acepciones de accidentes laborales. Sin embargo, de manera general pueden definirse como un fenómeno imprevisto que se suscite mientras se ejecuta el mismo o a causa de éste. Y, cuya consecuencia sea una lesión en el trabajador, bien sea física o psiquiátrica que le imposibilite desarrollar sus funciones. En casos más graves estos pueden ocasionar la muerte.

Dentro del contexto de accidentes laborales, se sitúan no solo las lesiones sufridas en el desempeño de sus funciones dentro de una empresa, sino también otros, como es los siguientes:

  • Accidentes al ir o volver del trabajo
  • Aquellos que suceden cuando la persona realiza un trabajo no habitual, bajo las órdenes de la empresa.
  • Enfermedades derivadas del desempeño de sus funciones

Estas son algunas de los aspectos que se incluyen dentro del rango de accidentes laborales. Es decir, todos aquellos factores que repercutan en la salud del trabajador ocasionadas directamente por el entorno laboral. Bien sea, en el cumplimiento de sus funciones directas o indirectamente.

Tipos de accidentes laborales

Existe una diversidad de accidentes laborales. Estos varían de acuerdo al trabajo que se desarrolle. Trabajadores de empresas dedicadas a la construcción, industria y agricultura, por ejemplo, realizan actividades con mayor riesgo de accidentes laborales. Sin embargo, esto no quiere decir que empleados de oficinas estén exentos en este tema.

En los sectores mencionados, se registra un mayor porcentaje de accidentes laborales, debido principalmente al uso de maquinaria pesada y recursos de alta peligrosidad. Igualmente sucede en las empresas dedicadas a prestar servicios, como es el caso de la parte eléctrica.

En todas estas áreas, los accidentes están más relacionados a caídas desde alturas considerables, amputaciones, aplastamientos, electrocuciones. Además, es posible incluir otras menos severas, como es el caso de golpes con herramientas, cortes, heridas. Todos ellos, considerados accidentes laborales.

Ahora bien, cuando hablamos de entornos laborales más aislados, como las oficinas, pensamos que se trata de sitios más seguros. Sin embargo, como se ha mencionado, no se encuentran exentos de algún tipo de lesiones como las que se presentan a continuación:

Caídas

Alrededor de un 25% de los accidentes laborales en oficinas, se producen por caídas o tropiezos. Pisos mojados, ubicación desordenada de materiales e incluso escaleras, son las causas más comunes de este tipo de eventos dejando, en algunos casos, lesiones severas.

Heridas y cortadas

Al trabajar con objetos puntiagudos como un lapicero o cortantes como tijeras, cortapapeles entre otros recursos de este tipo, los accidentes que producen heridas son muy comunes dentro de las oficinas. La precaución al trabajar con estos elementos es esencial para evitar el derramamiento de sangre a causa de ello.

Golpes

Bien sea al tropezar con una puerta o caer de una silla, o cualquier otro accesorio del mobiliario. Los golpes son considerados como uno de los accidentes laborales más comunes. Si bien en la mayoría de los casos, no producen lesiones de mayor severidad, existen excepciones en las que los golpes resultan severos.

Electrocución

Las oficinas cuentan con un gran número de instalaciones eléctricas y cableados, algunos de ellos internos y otros externos. Estos también representan un riesgo importante de accidentes laborales. El contacto con alguna instalación que presente fallas o enchufes puede derivar en una lesión importante.

Sobresfuerzo

Levantar elementos pesados como cajas o mover algún estante de su lugar, supone un esfuerzo importante, son actividades que requieren fuerza y buena condición física, dependiendo su tamaño. Esta acción puede ocasionar lesiones musculares, desgarro o fatiga. En otros casos puede resultar en una tendinitis, dolor de espalda, entre otros.

Igualmente, una silla inapropiada, que conlleve a una postura inadecuada, puede provocar una lesión más severa.

Estrés y ansiedad

Una inquietud muy normal es si estas condiciones emocionales generadas por el trabajo son consideradas accidentes laborales. La definición claramente hace referencia a aspectos físicos y psíquicos por lo cual, tanto el estrés como la ansiedad, se encuentran en el renglón.

Ahora bien, esto está relacionado con una sobrecarga laboral por parte de la empresa, que posteriormente genere un estado emocional crítico en el empleador.

Es por ello que, en la actualidad, las empresas no solo prestan atención al aspecto físico sino también al bienestar emocional de sus trabajadores.  Pues el empleador está en la obligación de responder ante cualquiera de estos escenarios.

Los accidentes laborales son prevenibles

Al igual que muchos otros, los accidentes laborales también son prevenibles. Es decir, que existen una gran cantidad de acciones que tanto la empresa, como el empleado pueden realizar para mantener la seguridad dentro del entorno laboral.

En primer lugar, un adecuado plan de prevención, permitirá a la empresa evaluar las áreas de mayor riesgo y orientar a los trabajadores en cuanto a los recursos y procesos a realizar para disminuir los factores que pongan en riesgo su bienestar dentro de la empresa.

Por otra parte, dotar a los trabajadores de equipos apropiados para el cumplimiento de su trabajo. Desde indumentaria adecuada, hasta inmobiliario y herramientas necesarias. Velando además, por el uso adecuado de cada uno de ellos.

Asimismo, es necesario que los trabajadores se comprometan en el uso y cumplimiento de normas y procedimientos apropiados para su seguridad. De esta manera, se disminuirá aún más el riesgo de accidentes laborales en todo el entorno.

La motivación y supervisión son elementos claves, debido a que a través de ella, se establecerá una responsabilidad que ayude al cumplimiento de dichas normas e implementos necesarios.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *