Abogados de Accidentes de Auto

Principales causas de los accidentes de auto

Aunque hay una infinidad de situaciones y factores que pueden desembocar en accidentes de auto, datos de organizaciones de todo el mundo coinciden en que existen algunos más comunes que otros:

Exceso de velocidad

Dentro de las principales causas de los accidentes de auto se encuentra aumentar la velocidad a un límite mayor del establecido. De hecho, es una de las infracciones de tránsito más comunes en el mundo. Si bien, las razones pueden ser variadas, un punto en común reside en la confianza del conductor en poder controlar velocidades que desembocan en un probable accidente.

Una vez el conductor se encuentra dentro de esta situación, pierde el control total del auto y de lo que pueda sucederle, ya que su velocidad es menor a medida que aumenta la velocidad. De la misma forma, la fuerza de impacto con animales, construcciones y otros vehículos se ve multiplicada considerablemente cuando se sobrepasan las velocidades.

Otra situación que no solo pone en peligro al conductor, sino también a cualquier peatón que se cruce por el camino, sucede al llover. Exceder la velocidad durante los días de lluvia suelen acabar en accidentes de auto la mayor parte del tiempo debido a los “aquaplaning”. Este término hace referencia a la disminución de la fricción entre los neumáticos y el asfalto por la presencia de una capa de agua entre estos elementos.

Consumo de alcohol o drogas

Un estudio confirmó que 60% de los accidentes de auto suceden cuando el conductor conduce bajo los efectos de alguna bebida alcohólica o drogas. Esto se traduce como una de las mayores causas de choques y accidentes en el mundo vehicular.

Sin importar la insistencia de las campañas de concientización y educación al respecto, así como las medidas de seguridad tomadas por las administraciones correspondientes, es un delito que no disminuye. Hay que mencionar para que para que el control de alcoholemia de positivo basta una copa y media de cerveza dentro del sistema, suponiendo una medida estricta.

Como consecuencia, quienes conducen luego de consumir estas sustancias se arriesgan a perder el permiso de conducción y hasta penas de prisión. Esto sin mencionar que se arriesga la vida propia y la de inocentes en accidentes de auto que pudieron evitarse.

Las razones por las cuales conducir mientras se bebe pueden ser bastante comunes y no es exclusiva de un grupo específico. Puede deberse a la confianza de vivir cerca o creer todavía capaz de volver luego de beber un poco. Asimismo, hay quienes lo hacen por simple temeridad, pero, en cualquier caso, consiste en una práctica peligrosa y susceptible a los accidentes de auto.

Falta de atención

Según datos arrojados por la Federación Española de la Seguridad Vial, un alarmante 45% de los accidentes al volante podrían prevenirse si los conductores no se distrajeran al conducir. La falta de atención puede llevar a que no se perciban las señales de tránsito, el cambio del semáforo o el cruce de un peatón.

Sumado a eso, distraerse puede provocar que la velocidad de reacción sea menor, así como también puede verse afectada la precisión y la coordinación. Por esto se recomienda que, mientras se esté al volante, no se sintonice la radio, se maquille o se mire al espejo, con el fin de evitar accidentes de auto.

Aun en la actualidad, conducir supone un ejercicio complejo que exige toda la atención de nuestros sentidos. La experiencia y la intuición aumentan con el pasar de los años, pero esta no es una medida de seguridad de la que confiar.

Mal Clima

Cada año llegan las temporadas del año donde las carreteras se ven afectadas de manera negativa. Factores como la lluvia, la nieve o la niebla pueden provocar accidentes de auto con más frecuencia de la que se cree, aún al tomar las precauciones pertinentes.

Conducir luego o durante una tormenta o una nevada siempre es una razón de alerta que nos debe motivar a bajar la velocidad o detenernos hasta que cese. Como ya vimos, la lluvia puede ser un agente resbaladizo en la carretera que reduce la efectividad del freno y el derrape. Algo similar sucede con las nevadas, las cuales pueden provocar que se forme una capa de hielo en la carretera.

Por otro lado, el granizo actúa de manera diferente, haciendo que el conductor se asuste y se despiste de los otros elementos que lo rodean. Por otra parte, la neblina suele ser subestimada al ser un clima sutil y silencioso. Sin embargo, este último reduce el rango de visión e impide ver la proximidad de otros vehículos o personas.

Cansancio

Se trata de una causa de accidentes de auto sumamente habitual que hace presencia de manera inesperada. No obstante, conducir en un estado de fatiga puede perjudicar la vida del conductor y de quienes se crucen en su camino.

Un estudio señaló que el cansancio o el agotamiento, ya sea físico o psicológico, se relacionan de manera directa e indirecta con un 20% y hasta un 30% con los accidentes de auto. Y es que, a diferencia de conducir bajo los efectos del alcohol, es algo que no puede evitarse tan fácilmente. Todo el mundo puede verse dentro de una situación agotadora antes de subir al auto.

Además, el estado de cansancio no se trata solo de quedarse dormido al volante, sino de la pérdida del estado de alerta. Luego de conducir durante horas, es natural que nos falte la concentración y, con ello, disminuya la velocidad de reacción y la percepción.

Llantas (o neumáticos)

Se trata del único elemento del vehículo que tiene contacto con la carretera y el encargado de transmitir toda la fuerza del motor al asfalto. Los neumáticos también se encargan de hacer fricción con la superficie en la que se encuentra con el fin de brindarle un mayor control al usuario y una mayor efectividad a la hora de frenar.

Teniendo esto en cuenta, es de vital importancia mantener los componentes del auto en óptimo estado. Para evitar que componentes como los neumáticos sean una causa de accidentes de auto, se recomienda realizar chequeos cada cierto tiempo, es decir, no solo antes de salir de viaje o por la aparición de un imperfecto.

En el caso de no poder renovar los neumáticos con la habitualidad requerida, existen algunas medidas para prolongar la vida del calzado vehicular. La más básica de ellas consiste en inspeccionar de manera constante la integridad del neumático y su nivel de desgaste.

Los datos reflejan que 3 de cada 4 accidentes de auto causados por un defecto del vehículo se deben al mal estado de los neumáticos. De hecho, la época de lluvias o de nevadas es un momento crucial para revisar estos componentes.

Usar el teléfono

Como no puede faltar en una sociedad que le gusta mantenerse conectada en todo momento, el dispositivo móvil es el principal agente de distracción durante la conducción. A pesar de las innumerables campañas de sensibilización, los números de accidentes de auto relacionados con el uso del teléfono no parecen disminuir.

Hoy en día existe una gran variedad de alternativas que buscan mantener al conductor conectado sin necesidad de apartar la vista de la carretera. Elementos como los auriculares o los comandos por voz parecen insuficientes ante ideas como “no va a pasar nada por un vistazo”, cuando claramente la velocidad de reacción se ve reducida significativamente.

De hecho, los vehículos modernos buscan integrar un sistema operativo compatible con los teléfonos con el propósito de dejar de lado el uso de estos al conducir. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos, los teléfonos son la causa de hasta 190.000 multas al año en España y de accidentes de auto en todo el mundo.

¿Cómo evitar los accidentes de auto?

Las altas velocidades a las que pueden acceder los coches pueden hacerlos propensos a los accidentes de auto. A esto se le suma la gran cantidad de factores situacionales que nos rodean durante nuestra conducción. Sin embargo, la mayoría de estos son posibles de evitar poniendo en práctica ciertas medidas.

Respetar los límites de velocidad

Como es bien sabido, existen leyes que buscan establecer la velocidad máxima permitida en cada país. Aunque éstas pueden variar alrededor del mundo, convergen en su propósito de hacer más seguras las carreteras.

Las velocidades dependen también de si se conduce en autopistas, semiautopistas, calles o avenidas. En el caso de las autopistas, por ejemplo, el estándar suele ser una velocidad máxima de 130 Km/h. Mientras que las calles, por su parte, es la vía de conducción de menor velocidad, siendo aproximadamente de 40 Km/h.

Cinturón de seguridad

Esta medida de seguridad interna no tiene como objetivo evitar los accidentes de auto, en cambio, reduce de manera considerable las heridas recibidas por el conductor. El funcionamiento aparentemente sencillo del cinturón de seguridad en muchos casos impide que el conductor impacte con el volante o salga despedido del parabrisas.

Según las estadísticas, las probabilidades de muerte se multiplican por 5 para aquellas personas que son expulsadas del auto durante un accidente. Sumado a eso, reduce el porcentaje de heridas producidas en dichos siniestros relacionadas con los objetos dentro del vehículo.

Por otro lado, 3/4 de todos los accidentes que involucran bebés pueden ser evitados con la correcta instalación del Sistema de Retención Infantil.

Mantener distancia con otros vehículos

Esta puede considerarse una solución obvia para evitar los accidentes de auto, pero ciertamente no todos conocen la relación que hay entre la velocidad y la distancia. Algunas leyes de tránsito sugieren que por cada Km/h se mantenga un poco más de medio metro de distancia. De esta manera, se entiende que si se conduce a 100 Km/h la distancia mínima es de 55 metros.

No distraerse al manejar

Ya mencionamos que el principal agente de distracción es el teléfono, pero esto no significa que sea el único. Cientos de accidentes de auto al año ocurren por estarse mirando al espejo y hasta por sintonizar la radio. Por esto, se recomienda realizar todos los arreglos necesarios al subir o bajar del auto, nunca durante.

No conducir ebrio

De la misma forma, la severidad de esta exigencia varía según el país, llegando a ser 0 la tolerancia mínima de alcohol en sangre. Esto se debe a que el alcohol disminuye la función psicomotora y la percepción sensorial, sin mencionar que brinda al conductor de una falsa sensación de seguridad a los accidentes de auto y una susceptibilidad a la toma de riesgos.

Revisar el coche

Se hace énfasis en que este debe ser un hábito del conductor y no una rutina exclusiva de los viajes. Cada componente del vehículo aporta un grano de arena en una conducción correcta y segura. Sin embargo, estos pueden dejar de funcionar cuando menos lo esperemos. Hay que revisar el nivel de aceite y de agua, los neumáticos y los frenos.

Ajustar el asiento

Más específicamente nos referimos al reposacabezas del mismo. Este componente tiene como propósito contener el movimiento de la cabeza y el cuello durante los accidentes de auto. Este puede resultar igual de útil tanto en los choques traseros como delanteros.

Expertos aconsejan que la posición correcta del apoyacabezas se determine a través de una línea imaginaria entre la mitad del apoyacabezas y los ojos. La intención es que quede lo más cerca posible de la zona posterior de la cabeza.

Respetar las leyes de tráfico

Es necesario poder identificar el significado de cada señal de tránsito repartida en la carretera. Estos carteles y luces ofrecen información sobre cuál es la manera correcta de conducir en esa situación específica. Asimismo, advierte de obstáculos próximos, de cruces y de autos accidentados.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *